El amor no está tan lejos… de Cantabria!

Hace ya un mes, que mi pareja y yo celebramos nuestro aniversario. Ya son tres años (¡Cómo pasa el tiempo!) y los dos queríamos algo especial, algo que al recordarlo nos hiciera derretirnos.

Como todo el mundo para estas ocasiones, empezamos a buscar vuelos a las capitales más famosas de Europa, pero dado el tiempo del que disponíamos y los precios… ¡Empezamos a desesperarnos!

Ya me hacía a la idea de que pasaría mi aniversario cenando en un restaurante de mi ciudad cuando… En una última búsqueda encontré algo de lo que aún me pongo contenta.

Se trataba de la posada rural La Corralada, un hotel con mucho encanto ubicado en Cantabria, concretamente en la localidad de Liérganes. Desde casa la primera impresión fue buena, ya que se presentaban como una casa rural a un buen precio e ideal para una escapada romántica, ya que disponía de todo lo necesario para hacer de nuestra estancia un recuerdo muy especial.

Así que se lo comente a mi chico y muy emocionado me dijo fuéramos sin pensarlo. Tranquilidad, naturaleza y amor, ¿Qué más podíamos pedir?

Si la sensación de haber encontrado este hotel rural fue genial desde casa, cuando llegamos allí fue indescriptible. El paisaje que teníamos alrededor era precioso, algo mágico. A nuestra llegada, los empleados de la casa rural La Corralada nos atendieron muy amablemente y realizamos los trámites sin ningún problema, ya que todo era muy familiar.

Una de las características de La Corralada es que sólo dispone de cinco habitaciones que se distinguen por los colores de los que están pintadas. La pregunta que nos hacíamos era imaginable. ¿Cómo será nuestra habitación? No lo hubiéramos acertado nunca! Nuestra habitación era increíble, algo espectacular.

Para empezar, teníamos un jacuzzi en la habitación, ya os podéis imaginar… La cama era enorme y súper cómoda. Estábamos tan contentos de estar juntos en un paraíso tan idílico como La Corralada que casi ni vimos la tv led de 40’’ que también teníamos en nuestro nido de amor.

Por desgracia, y aunque nos hubiera encantado, no nos podíamos quedar a vivir allí… Así que pusimos fin a nuestro tercer aniversario después de haber pasado unos días preciosos en un lugar mágico y lleno de encanto. Siempre lo recordaremos.

A veces, nos empeñamos en hacer escapadas rápidas a lugares lejanos que casi ni disfrutamos, y no nos damos cuenta de que tenemos más cerca de lo que creemos nuestra felicidad y confort. La posada rural La Corralada, en Cantabria, es la prueba más evidente de ello.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s